Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 9 de febrero de 2008

Primer Domingo de Cuaresma - Benedicto XVI

Interior de San Juan de Letrán en Roma, la Iglesia estacional del Primer domingo de Cuaresma
“Nuestro Señor Jesucristo, siendo rico, por vosotros se hizo pobre” (2Cor 8,9)

La Cuaresma es tiempo de recogimiento, austeridad, reflexión, oración y purificación de nuestros pecados para disponer nuestro corazón para “la fiesta de las fiestas” La Pascua, dice un pequeño parrafo de nuestra hojita parroquial “El Domingo”. También es un tiempo especial para compartir y pensar en el prójimo, como nos hizo recordar el Santo Padre Benedicto XVI en su Mensaje para la Cuaresma 2008. No todos los necesitados viven en paises lejanos, a veces están muy cerca nuestro. En un mundo donde hay lugares todo parece abundar hay hogares donde escasea hasta lo que otros descartan. En esta Cuaresma esforcémonos por ver mejor.

…“En el Evangelio es clara la amonestación de Jesús hacia los que poseen las riquezas terrenas y las utilizan solo para sí mismos. Frente a la muchedumbre que, carente de todo, sufre el hambre, adquieren el tono de un fuerte reproche las palabras de San Juan: “Si alguno que posee bienes del mundo, ve a su hermano que está necesitado y le cierra sus entrañas, ¿cómo puede permanecer en él el amor de Dios?” (1Jn 3,17). La llamada a compartir los bienes resuena con mayor elocuencia en los países en los que la mayoría de la población es cristiana, puesto que su responsabilidad frente a la multitud que sufre en la indigencia y en el abandono es aún más grave. Socorrer a los necesitados es un deber de justicia aun antes que un acto de caridad…”. del Mensaje para la Cuaresma del Santo Padre Benedicto XVI

No hay comentarios: