Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

miércoles, 17 de febrero de 2010

"Arrepentíos y creed en el Evangelio" (Mc 1, 15).


“Hemos inclinado la cabeza para recibir la ceniza: "Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás" (Gén 3, 19), expresión ésta de nuestra mortalidad, y al mismo tiempo signo de nuestra disposición a la penitencia y a la conversión: "Arrepentíos y creed en el Evangelio" (Mc 1, 15).
La inclinación de la cabeza puede ser interpretada como un gesto de humillación y de resignación. La inclinación de la cabeza ante Dios es signo de humildad. Pero la humildad no se identifica con la humillación o resignación. No es igual que la pusilanimidad. Todo lo contrario. La humildad es sumisión creativa a la fuerza de la verdad y del amor. La humildad es rechazo de las apariencias y de la superficialidad; es la expresión de la profundidad del espíritu humano; es condición de su grandeza.”

4 comentarios:

misideascotidianas dijo...

Te deseo una Cuaresma muy especial. Que sea nueva, la mejor...
Un beso
Luisa

Ljudmila dijo...

Gracias Luisa de corazon. Tambien para ti y tu familia mis mejores deseos por una renovacion total para que la Pascua os encuentre "nuevitos". Un abrazo.

eligelavida dijo...

Maravillosas palabras del Papa Juan Pablo. Si no te importa, te las 'robo' para mi blog, junto con la fotografía del Papa Benedicto recibiendo la imposición de la ceniza. Gracias!

Ljudmila dijo...

Claro Eli, "roba";) todo lo que quieras y cuando quieras. Un abrazo.